La explicación al monopolio de los navegadores web

Cuando hablamos de navegadores web a todos se nos vienen a la cabeza los mismos nombres que ya son los clásicos de siempre. Estamos hablando de Google Chrome, microsoft Internet Explorer, y mozilla Firefox.

Algunas personas que tienen un poco más de experiencia en el uso y manejo de internet podrían nombrar otros tipos de navegadores para agregar a esta lista tales como el Opera, safari, el nuevo de Microsoft; Edge.

En el caso de que querramos entrar un poco más en detalle también podríamos encontrar navegadores personalizados para Linux y otros diversos sistemas operativos, incluso un navegador especial para acceder a lo que se conoce como el lado oscuro de la web, el navegador Tor.

Por qué sólo tres navegadores dominan el mercado

Esto es un hecho muy interesante para analizar. De entre toda la propuesta de navegadores de internet y teniendo en cuenta los millones de usuarios que navegan día a día por la web es curioso que sólo tres navegadores atrapar en casi la totalidad de los usuarios.

Más que nada cuando nos ponemos a analizar estos navegadores y nos damos cuenta de que en muchos casos no son los mejores para realizar esta tarea.

Por ejemplo es sabido que Internet Explorer tiene fama de ser bastante lento en el procesamiento de datos y que Google Chrome consume una gran cantidad de recursos de la computadora. Sin embargo estos dos navegadores se mantienen en lo más alto de la lista de los navegadores más usados.

La explicación es muy sencilla. Estos navegadores suelen venir preinstalados en los sistemas operativos, por lo cual son la primera opción para acceder a la web y mucha gente ni siquiera se molesta en cambiarlo porque no saben que pueden descargar un navegador web de internet completamente gratis y que se ajuste a sus necesidades.

Esta es la sencilla aplicación que nos demuestra como gracias a la distribución de sistemas operativos estos navegadores lograron hacerse tremendamente famosos.

El más popular y conocido a lo largo del tiempo fue el Microsoft Internet Explorer que ya venía instalado en todos los sistemas operativos Windows.

Desde hace un par de años atrás y con el boom de los teléfonos móviles inteligentes, Google Chrome tomo mucha más fuerza ya que viene preinstalado en los sistemas operativos Android.

Al final no se trata de que navegador sea el más popular o el más instalado, sino de cuál de ellos se adapta mejor a las necesidades de cada usuario y genere una mejor respuesta.

Artículos relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*