La revolución del mundo con la llegada de internet

Hace 50 años nos resultaba imposible la posibilidad de comunicarnos con alguien al otro lado del mundo de forma instantánea y la gran mayoría que sopesó esta idea lo hizo porque la ciencia ficción se encargó de nutrir con palabras y escenarios “futuristas” dicha posibilidad.

En la actualidad nos resulta sumamente normal comunicarnos de forma inmediata a cualquier rincón del planeta; y por el contrario nos resulta de un libro de ciencia ficción distópico que no tengamos acceso a una comunicación global.

Sin embargo, esa posibilidad casi natural en la actualidad para comunicarnos con inmediatez y sin importar las fronteras, nació bajo la figura del internet.

Un mundo de posibilidades

La aparición de internet supuso para muchos un cambio de 360° en sus vidas, pues les abrió la posibilidad de acceder a un mundo donde la información está a la orden del día y en el que la distancia no es un impedimento para comunicarnos.

En la actualidad son miles las personas que se han convertido en usuarios frecuentes de internet y haciendo uso de esta plataforma de navegación online, además de tener acceso a las más remotas fuentes de información, tienen la capacidad de comunicarse con personas que nunca antes pensaron que lo harían a causa de la barrera que suponía la distancia.

Mejoras para el trabajo

La llegada del internet a nuestras vidas, más allá de un viejo argumento de ciencia ficción, es un magnífico avance que ha permitido expandir la economía del mundo y mejorar la productividad de miles de empresas.

La influencia del internet en las empresas es algo indiscutibles y positivo, pues a la par que aumenta el uso de esta plataforma de red, también lo han hecho el uso de los más diversos dispositivos que se valen del acceso a internet para su funcionamiento.

Por todos estos motivos es que cada día debemos agradecer por la época en la que nacimos y los avances tecnológicos con los que contamos. Pensar que tan solo hace unos 50 años atrás todas las cosas que realizamos de forma cotidiana parecían imposibles.

Los comentarios están cerrados.